La manicura francesa

Para lucir unas uñas impecables y elegantes, la manicura francesa sigue siendo la opción favorita de muchas de nuestras clientas.

Se trata de una técnica de maquillaje discreta, pero con el punto justo de sofisticación al mismo tiempo.

La manicura francesa es una técnica que se originó en París, probablemente en el siglo XVII, pero que se hizo popular a partir de los años 50. Consiste en aplicar una pequeña franja de laca de uñas blanca en el extremo de la uña, y pintar el resto de la uña con laca de color natural, resultando así parecida a los colores de una uña natural.

Esta técnica clásica e imperecedera, sigue siendo la favorita de millones de mujeres en todo el mundo, por su aspecto natural y pulcro. Una variante es la manicura americana, en la que se pinta igualmente una franja en el extremo de la uña de un color diferente al del resto, pero en lugar de con los colores clásicos con todo tipo de atrevidas combinaciones de colores.