Consejos para unas uñas sanas

  • Fortalecer

Si tus uñas son frágiles o se rompen fácilmente, evita llevarlas largas. Córtalas en forma recta bastante cortas. Masajéalas todas las noches con una crema especial para uñas o con un poco de aceite de oliva, para evitar que se desdoblen.
Una carencia en la alimentación puede influir en el estado de las uñas. Para evitarlo, haz una cura con levadura de cerveza. También puedes consumir soja, mariscos o pescado.

  • Cuidar

Para que las uñas estén siempre en buen estado, ocúpate a menudo de las cutículas. Esas pequeñas pieles que protegen la base de las uñas se rompen fácilmente. Después de masajear las uñas con una crema especial, retíralas hacia atrás con ayuda de un bastoncillo o de un palito retira cutículas.

  • Proteger

Utiliza productos específicos para proteger tus uñas:
> para las uñas blandas, utiliza un producto fortificante y endurecedor;
> cuida las uñas que se rompen con un endurecedor;
> para las uñas secas, es preferible utilizar una laca de uñas nutritiva.

  • Mantener

– No te muerdas las uñas, si es el caso, aplica una laca especial con sabor amargo.
– Procura lavarte las manos con agua fría.
– Evita cortar las uñas, es preferible limarlas.
– No abuses de las lacas de secado rápido que provocan que las uñas se rompan.
– Utiliza siempre una base protectora bajo una laca con color.
– Utiliza guantes para las tareas de la casa y del jardín.
– Usa crema de manos, que también protege las uñas.